Ser sostenible no es usar tu pelo como hilo dental

Hemos prostituido tanto la palabra sostenibilidad que su significado se ha ido diluyendo. ¿No te da la impresión que se usa sin mesura y para cualquier propósito? Todo es sostenible o puede serlo…

Lo que me preocupa del mal uso que se le está dando es que empezamos a confundir cosas y dentro de poco tendremos que inventar otros términos para poder expresarnos de forma correcta.

Me da bastante igual ser correctos o no hablando, pero si me gusta que nos entendamos. Y eso se pierde cuando prostituyes un término, como le ha pasado a la sostenibilidad.

Porque aunque no te lo parezca este artículo no va sobre lenguaje, sino sobre entendimiento.

 

¿Qué cojones es la sostenibilidad?

No esperes una estúpida definición sobre sostenibilidad, que ya habrás leído miles y nada ha cambiado en ti.

Quiero que quede claro que la sostenibilidad no es más que equilibrio.

Equilibrio. Solo eso. Simple, a la par que terriblemente complejo.

Nosotros, humanos, que nos sentimos únicos y el centro de todo, consideramos en un principio que la sosteniblidad es el equilibrio entre 3 pilares: el económico, el social y el ambiental. Si uno de los 3 falla, no es sostenible. ¿Fácil?

Entonces, hay demasiadas cosas que no son sostenibles aunque estén respetando el medio ambiente. Y ahí es cuando la cosa se complica.

Podemos fijarnos en el desempeño ambiental de una empresa, pero luego esta trata a sus trabajadores de pena. Ya no se consideraría sostenible. 

O en nuestra vida personal, podemos ser excelentes cuidando el medio ambiente y con las personas que nos rodean, pero económicamente causamos perjuicios de alguna manera. Pues tampoco estaríamos siendo sostenibles.

Lo malo de que no se tengan en cuenta estos 3 pilares, es que estamos utilizando el adjetivo «sostenible» a diestro y siniestro, haciendo que para cada uno tenga un significado

Desde mi punto de vista, esto ha provocado que nos encontremos con actitudes radicales entorno al concepto de sostenibilidad y otras demasiado moderadas.

 

Comprar productos eco no es ser sostenible

Entre las actitudes moderadas habrás visto a esas personas que creen que ya tienen todo hecho porque reciclan (en realidad separan su basura, no más) o compran de vez en cuando productos con un sello que les dice que eso es muy verde.

Lo siento, pero mi abuela es más sostenible que esa gente aún teniendo 0 conciencia ambiental.

También están esas empresas que nos ofrecen cosas camufladas de sostenibilidad. No me refiero a las que hacen greenwashing, porque eso no tiene nada de moderado.

Me refiero a esas con buenas intenciones, pero que no tienen del todo claro qué es sostenible y qué no. Al final nos acaban ofreciendo soluciones intermedias que no satisfacen a nadie.

¿Qué tienen en común la actitudes moderadas? Normalmente desinformación.

 

Ser sostenible no es usar tu pelo como hilo dental

A los radicales también los has visto. Si participas en alguna comunidad relacionada con la sostenibilidad o sigues a algunas personas, habrás visto/leído cosas que te habrán hecho sentir como que no haces nada.

Gente que no produce ningún residuo, otros que se fabrican todo lo que usan, algunos que cultivan todo lo que comen, personas que viven con lo que cabe en una mochila, veganos de nivel 5, o gente que usa su pelo como hilo dental (esto es real).

 

 

Y tú te quedas ahí, pensando que eres una mierdecilla porque no haces esas cosas y estás destruyendo el mundo. ¡Tranqui! No te sientas mal, no hace falta irse a vivir a una cueva al medio de la nada para ser sostenible.

La sostenibilidad no va de eso. No va de deshumanizarnos ni de retroceder hasta el Paleolítico. Porque incluso entonces teníamos impacto ambiental.

Siempre lo vamos a tener y contra eso no hay nada que puedas hacer. Ni siquiera morirte, porque eso también tiene un impacto asociado.

Tampoco va de centrarnos en aspectos ambientales y descuidar el resto.

Menuda mierda, ¿entonces qué?

 

Hay 3 cosas que puedes hacer

O no hacerlas, eso ya es cosa tuya. Porque yo no tengo la verdad absoluta y nadie la tiene. Pero creo que son fundamentales si te interesa ser más sostenible en tu vida.

1. Infórmate y duda de todo: En serio, duda hasta de esto que te estoy contando. Que nadie te diga lo que tienes que hacer o cómo hacerlo. Porque cada persona es distinta y sus circunstancias también.

No vayas a caer en eso de dejar de seguir a un rebaño para luego seguir otro. Aunque sea más pequeño sigue siendo un rebaño. 

Mejor será que decidas por ti mismo, que pienses y no acates.

Por eso infórmate de todas las opciones, cuanto más información tengas, más fácil es que tomes mejores decisiones.

Si las quieres tomar malas también es cosa tuya, pero voy a suponer que tienes dos dedos de frente, sino no estarías leyendo esto.

 

2. Actúa: De nada sirve que inundes tu cabeza de conocimiento si luego la cosa se queda ahí. Actúa, haz algo, cambia cualquier cosa. En tu vida, en tu entorno…

No hace falta que sean grandes azañas. Algo tan simple como cambiar tus hábitos de compra puede lograr mucho.

Porque no me cansaré decir que nuestra compra es como nuestro voto. Elige a donde quieres que vaya tu dinero. Impulsa proyectos que merezcan la pena.

 

3. No te radicalices: No hace falta que dejes de ducharte o que vayas por la vida con la ropa de tu primera comunión. Tampoco hace falta que critiques a nadie y pongas el grito en el cielo cuando los demás no compartan tus ideas.

No eres como un superhéroe por lo que haces, ni tienes que castigar a los malvados. Vive y deja vivir.

 

Y eso es todo. Seguro que ya lo tenías claro pero quizás que alguien lo diga ayuda a afianzar estas cosas.

Ahora, sin más que añadir, invito a los ofendidos por el artículo que se pasen por los comentarios a agraviarme; y a los que les haya gustado, a defenderme 😀



También te puede interesar:

– Consumo cero: Un año sin comprar nada (el resumen).

– Por qué no nos importa el medio ambiente y cómo cambiarlo

– África ya no quiere tu ropa vieja


No hay respuestas

  1. Lluís dice:

    ¡Me ha encantado! Pocas cosas más claras que este artículo. Me quedo con que al final la sostenibilidad no es un 0 o un 1, sino un camino y de hacer cada día las cosas mejor. Enhorabuena por el post 😊💚

  2. Eva dice:

    Muy bueno, lo explicas de una forma bien clara. Yo estoy iniciándome en el camino de la sostenibilidad, pero todavía tengo que "aceptar" la falta de conciencia de la gente, es lo que peor llevo. Pero como tu bien dices, tengo que vivir y dejar vivir…
    Gracias 😉

    • Muchas gracias a ti Eva por tus palabras. Es muy complicado aceptar que los demás no perciben las cosas de la misma manera que nosotros y que encima se comportan de manera destructiva, pero no podemos cambiarlos, así más vale que aprendamos a vivir con ello.
      Mucho ánimo, seguro que te irá genial. Un abrazo

  3. ~ Dani ~ dice:

    Muy buen articulo! Me encanta la manera de exponer y de tratar el tema! En este mundo tan efimero y con tantos seres tan distintos, cada uno aporta lo que puede y lo que quiere, y no por eso va a ser ni mejor ni peor.
    Gracias por ponerle palabras a los sentimientos de uno!
    Un abrazo y mucha suerte en el camino!

  4. Melanie dice:

    Yo me ducho día de por medio y usé cabello como hilo dental pero se rompen muy fácil, me gusta intentar cosas nuevas y si veo que me puedo adaptar pues mejor, tampoco voy a hacer cosas imposibles para mi. Todas las ideas que me dan me inspiran, sobre todo los que son radicales en tu opinión. Para mí siento que me ayudan a mejorar mis hábitos y así como el movimiento zero waste, la idea no es ser perfeccionista, es tratar de mejorar lo que más se pueda y eso no significa que tenga que vivir como cavernícola.

    • Lorena S. dice:

      Hola Melanie,

      Mil gracias por darnos tu visión. Me parece muy interesante lo que comentas de que todas las ideas que recibes te inspiran. Es genial, aunque sé que no a todo el mundo le pasa eso, sino que se frustran porque creen que no están haciendo suficiente. Este post iba encaminado a eso.

      Desde luego cada uno tiene que hacer aquellas cosas que se adapten a su estilo de vida y con lo que se sientan cómodos. Creo que todo podemos ir un poco más allá, pero a veces el sobreesfuerzo no compensa el impacto que estás evitando.

      En cualquier caso me alegra ver a gente tan comprometida como tu. Un abrazo enorme 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jordi Tornés José .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios SWHosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Casi por narices tienes que aceptar las cookies.