¿Sufres el Trastorno por Déficit de Naturaleza?

 

Hoy quería contar una cosa curiosa que me pasó estos días. Creo que tuve un momento de lucidez total en mi nuevo trabajo, en un parque botánico. Me vi rodeada de naturaleza y cosas geniales y pensé: “Yo, que me he criado en el campo, en medio de prados, bosques y animalillos; no recordaba la última vez que había estado sentada en una roca simplemente por estar, escuchando los sonidos del ambiente y mirando alrededor sin pensar gran cosa.” Me di cuenta de que había desconectado por completo de la naturaleza.

Y quizás a ti te haya pasado lo mismo, o quizás nunca has tenido gran conexión con ella. Dime: ¿Cuándo fue la última vez que sentiste la hierba en tus pies descalzos? ¿O la última vez que te has parado a observar como el viento mece los árboles?

Nos hemos olvidado de los pequeños detalles, de las cosas bonitas, en realidad, nos hemos olvidado de lo que importa.

Y algunos no es que lo hayan olvidado, es que nunca lo han tenido o nunca lo han sentido. Entonces, ¿Cómo es posible hacerle comprender a esa gente que ha de cuidar algo que no le importa? ¿Cómo van a cuidar la tierra si para ellos no es más que barro que ensucia? ¿Cómo van a proteger la biodiversidad si no es más que un estorbo? ¿Cómo van a comprender lo importante que es el aire o el agua?

En algún momento de nuestra evolución, hemos perdido un poco el norte. Nos hemos asentado en ciudades de asfalto y ladrillo, y vamos por ahí completamente molestos, aunque no sabemos el porqué. Y sí que hay un porqué.

“El que busca siempre encuentra” decían por ahí, y yo he buscado qué es lo que nos pasa. Y tiene un nombre: Trastorno por Déficit de Naturaleza.

 

¿Qué es el Trastorno por Déficit de Naturaleza (TDN)?

El término lo acuñó Richard Louv en 2005, en su libro “Last Child in the Woods” (‘El último niño de los bosques’). Este trastorno forma parte de un conjunto de problemas denominados enfermedades psicoterráticas. Son trastornos que tienen su origen en una deficitaria o patológica relación con el entorno en el que vivimos.

Louv asegura que  «Lo verde no es una moda, sino una necesidad fruto de la nostalgia, ya que el agua, los animales y la vegetación forman parte del ecosistema donde hemos tenido éxito evolutivo como especie. En las ciudades, en cambio, habitamos desde hace apenas minutos, en comparación con la inmensa historia de la Humanidad. De modo que nuestro sistema nervioso aún no está adaptado a éstas, donde casi no existen elementos naturales, y se sobresatura».

 

Si es un trastorno, ¿qué síntomas tiene?

Por lo general, los síntomas relacionados son la falta de concentración, la ansiedad, el estrés y la irritabilidad. El TDN se ha asociado también con cuatro grandes patologías: la obesidad, las enfermedades respiratorias, el trastorno por déficit de atención y la hipovitaminosis D.

Según el Catedrático en Psicología Ambiental en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), José Antonio Corraliza, «Si pensamos en la etiología básica de cada uno de estos graves problemas de salud, nos daremos cuenta de que el origen está en un estilo de vida que nos hace usar y abusar de recursos tecnológicos en el que no tiene cabida el contacto directo con la naturaleza… Cualquier persona sabe por experiencia propia que un paseo por un espacio naturalizado (un parque o un jardín) o por un entorno natural ayuda a sosegar el ánimo y aumenta la capacidad reflexiva; el contacto directo con la naturaleza es, pues, un nutriente vitamínico del equilibrio psicológico».

 

¿Qué hacer entonces?

Tampoco hace falta que te mudes a vivir al bosque, que aunque molaría, entiendo que tiene sus limitaciones. Pero recuerda hacer escapadas a entornos naturales y un poco de ejercicio siempre ayuda.

Yo soy de quedarme mirando al horizonte mucho rato, que cansa menos, pero eso ya depende de cada uno… jajaja

Lo importante es que volvamos a conectar con la naturaleza y nuestro entorno. No solo nos sentiremos mejor, si no que comprenderemos lo que le estamos haciendo y como debemos protegerlo. 

Y tú, ¿sufres TDN? ¿qué vas a hacer con ello?



También te puede interesar:

– Qué hacer cuando no quieres hacer nada.

– Modas en la alimentación: de la estupidez al peligro.

– Top 10 de libros sobre sostenibilidad y medio ambiente.


Fuentes:

– http://esquire.es/actualizacion/1727/que-es-el-trastorno-por-deficit-de-naturaleza

– http://www.mujerhoy.com/salud/guia-enfermedades/trastorno-deficit-naturaleza-sintomas-775587042014.html

– http://www.que.es/ultimas-noticias/sociedad/201405160800-trastorno-deficit-naturaleza-nuevo-siglo.html

– https://www.bebesymas.com/salud-infantil/trastorno-por-deficit-de-naturaleza-que-es-y-como-afecta-a-los-ninos


¿Sufres el Trastorno por Déficit de Naturaleza?

 

Hoy quería contar una cosa curiosa que me pasó estos días. Creo que tuve un momento de lucidez total en mi nuevo trabajo, en un parque botánico. Me vi rodeada de naturaleza y cosas geniales y pensé: “Yo, que me he criado en el campo, en medio de prados, bosques y animalillos; no recordaba la última vez que había estado sentada en una roca simplemente por estar, escuchando los sonidos del ambiente y mirando alrededor sin pensar gran cosa.” Me di cuenta de que había desconectado por completo de la naturaleza.

Y quizás a ti te haya pasado lo mismo, o quizás nunca has tenido gran conexión con ella. Dime: ¿Cuándo fue la última vez que sentiste la hierba en tus pies descalzos? ¿O la última vez que te has parado a observar como el viento mece los árboles?

Nos hemos olvidado de los pequeños detalles, de las cosas bonitas, en realidad, nos hemos olvidado de lo que importa.

Y algunos no es que lo hayan olvidado, es que nunca lo han tenido o nunca lo han sentido. Entonces, ¿Cómo es posible hacerle comprender a esa gente que ha de cuidar algo que no le importa? ¿Cómo van a cuidar la tierra si para ellos no es más que barro que ensucia? ¿Cómo van a proteger la biodiversidad si no es más que un estorbo? ¿Cómo van a comprender lo importante que es el aire o el agua?

En algún momento de nuestra evolución, hemos perdido un poco el norte. Nos hemos asentado en ciudades de asfalto y ladrillo, y vamos por ahí completamente molestos, aunque no sabemos el porqué. Y sí que hay un porqué.

“El que busca siempre encuentra” decían por ahí, y yo he buscado qué es lo que nos pasa. Y tiene un nombre: Trastorno por Déficit de Naturaleza.

 

¿Qué es el Trastorno por Déficit de Naturaleza (TDN)?

El término lo acuñó Richard Louv en 2005, en su libro “Last Child in the Woods” (‘El último niño de los bosques’). Este trastorno forma parte de un conjunto de problemas denominados enfermedades psicoterráticas. Son trastornos que tienen su origen en una deficitaria o patológica relación con el entorno en el que vivimos.

Louv asegura que  «Lo verde no es una moda, sino una necesidad fruto de la nostalgia, ya que el agua, los animales y la vegetación forman parte del ecosistema donde hemos tenido éxito evolutivo como especie. En las ciudades, en cambio, habitamos desde hace apenas minutos, en comparación con la inmensa historia de la Humanidad. De modo que nuestro sistema nervioso aún no está adaptado a éstas, donde casi no existen elementos naturales, y se sobresatura».

 

Si es un trastorno, ¿qué síntomas tiene?

Por lo general, los síntomas relacionados son la falta de concentración, la ansiedad, el estrés y la irritabilidad. El TDN se ha asociado también con cuatro grandes patologías: la obesidad, las enfermedades respiratorias, el trastorno por déficit de atención y la hipovitaminosis D.

Según el Catedrático en Psicología Ambiental en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), José Antonio Corraliza, «Si pensamos en la etiología básica de cada uno de estos graves problemas de salud, nos daremos cuenta de que el origen está en un estilo de vida que nos hace usar y abusar de recursos tecnológicos en el que no tiene cabida el contacto directo con la naturaleza… Cualquier persona sabe por experiencia propia que un paseo por un espacio naturalizado (un parque o un jardín) o por un entorno natural ayuda a sosegar el ánimo y aumenta la capacidad reflexiva; el contacto directo con la naturaleza es, pues, un nutriente vitamínico del equilibrio psicológico».

 

¿Qué hacer entonces?

Tampoco hace falta que te mudes a vivir al bosque, que aunque molaría, entiendo que tiene sus limitaciones. Pero recuerda hacer escapadas a entornos naturales y un poco de ejercicio siempre ayuda.

Yo soy de quedarme mirando al horizonte mucho rato, que cansa menos, pero eso ya depende de cada uno… jajaja

Lo importante es que volvamos a conectar con la naturaleza y nuestro entorno. No solo nos sentiremos mejor, si no que comprenderemos lo que le estamos haciendo y como debemos protegerlo. 

Y tú, ¿sufres TDN? ¿qué vas a hacer con ello?



También te puede interesar:

– Qué hacer cuando no quieres hacer nada.

– Modas en la alimentación: de la estupidez al peligro.

– Top 10 de libros sobre sostenibilidad y medio ambiente.


Fuentes:

– http://esquire.es/actualizacion/1727/que-es-el-trastorno-por-deficit-de-naturaleza

– http://www.mujerhoy.com/salud/guia-enfermedades/trastorno-deficit-naturaleza-sintomas-775587042014.html

– http://www.que.es/ultimas-noticias/sociedad/201405160800-trastorno-deficit-naturaleza-nuevo-siglo.html

– https://www.bebesymas.com/salud-infantil/trastorno-por-deficit-de-naturaleza-que-es-y-como-afecta-a-los-ninos


No hay respuestas

  1. Annalisa dice:

    ¡Muy buen post! Es cierto, la naturaleza es muy importante para nuestra salud física y mental.Yo vivo en la ciudad y sí siento la necesidad de hacer actividades en contacto con la naturaleza. Cuando no puedo hacer excursiones, me conformo con pasear por un parque o cuidar de mi huertito urbano 🙂

    • Muchas gracias Annalisa! Confieso que no me había dado cuenta de la razón por la que estaba tan absolutamente estresada de un tiempo para aquí. Y lo simple que fue que todo se calmase. Ojalá nos recetasen más naturaleza y menos pastillas 🙂

  2. Mara dice:

    Muy buen artículo! Y que razón tienes!
    Tengo la suerte de poder tener un pequeño patio en el que voy convirtiendo en mini jardín y huerto… Es un respiro a todas horas, sobretodo con los niños!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jordi Tornés José .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios SWHosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Casi por narices tienes que aceptar las cookies.