¿Es más limpio un coche eléctrico o uno a gasolina?

Hace unos días me escribió un amigo diciéndome que estaba pensando en comprarse un coche, y quería saber mi opinión sobre los coches eléctricos en contraposición con los vehículos diesel/gasolina. Es muy evidente que los eléctricos suponen menos emisiones, pero a lo largo de todo su ciclo de vida, ¿realmente contaminan menos?

Partiendo de la base de que no soy ninguna experta en coches, ni mucho menos, me he dedicado a investigar un poco estos y te voy a contar mis conclusiones a lo largo de este artículo.

 

¿Qué opciones tenemos?

Me gustaría hablar primero de los tipos de vehículos que tenemos disponibles en el mercado en estos momentos en función de la fuente de energía que usan. Los más comunes son:

  • Vehículos diesel o gasolina: son cosas distintas sí, pero similares al fin y al cabo. Un motor diesel acostumbra a contaminar más que uno que funciona a gasolina debido a las partículas e impurezas, pero el funcionamiento es similar.

  • Vehículos GLP: Utilizan gas licuado del petróleo como combustible, aunque necesitan gasolina para poder arrancar. Si quieres saber más te lo contaba en este artículo.

  • Vehículos eléctricos híbridos: tienen un motor de gasolina junto con uno eléctrico. El eléctrico solo funciona a velocidades pequeñas, mientras que el motor térmico se pone en funcionamiento normalmente a partir de  35 a 50km/h. Suelen ser coches bastante más pesados, ya que tienen que cargar con 2 motores.

  • Vehículos eléctricos 100%: Estos vehículos funcionan mediante baterías de litio, que deben ser recargadas al igual que un teléfono móvil, pero más o lo bestia. Lo que no suele acabar de convencer de estos vehículos es la autonomía, aunque ya haya mejorado mucho.

  • Otros vehículos alternativos: existen muchas posibilidades como vehículos de etanol, hidrógeno, combustibles P-Serie, etc. pero son menos comunes y puede resultar más complicado conseguir combustible.

 

Cada uno de ellos tiene sus particularidades, sus ventajas e inconvenientes, pero me gustaría hacer un análisis desde el punto de vista ambiental. Para ello no basta con decir que uno o otro es mejor en función de su uso, si no que es necesario tener en cuenta todo el ciclo de vida del vehículo (desde que se fabrica hasta que deja de usarse), y esto es mucho más complicado de lo que parece.

Por suerte he encontrado un  estudio, realizado por la consultora PE International y Gingko21 en el que se analizan los vehículos eléctricos en Francia y Alemania (para dar una visión de Europa) en contraposición con los vehículos térmicos (diesel y gasolina). Además del Análisis de Ciclo de Vida de los vehículos en el año 2012, el estudio incluye una visión para el año 2020, con evaluaciones de la contaminación local, el ruido y los metales críticos.

 

Vehículo eléctrico vs. vehículo térmico

Energía primaria

Lo primero que se compara en el estudio es el consumo de energía primaria, o lo que es lo mismo, la energía disponible en la naturaleza antes de sufrir algún proceso de transformación. Es este caso, los vehículos eléctricos necesitan más energía primaria para su fabricación, pero según van haciendo kilómetros, debido a su mayor eficiencia, se van equilibrando con los térmicos.

De 0 a 40.000 km, un vehículo térmico (gasolina y diesel) tiene un consumo inferior de energía primaria. De 40.000 a 100.000 km, los resultados siguen siendo más bien favorables para los térmicos. Y a partir de 100.000 km, el consumo es equivalente para ambos.
 

Emisiones de Gases de Efecto Invernadero

Cuando se evalúan las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), de nuevo el vehículo eléctrico parte con una desventaja debido a su fabricación, pero enseguida compensa esas emisiones con su uso. Claro que aquí hay un factor importante a tener en cuenta: la forma de obtener la energía eléctrica para recargar el vehículo.

De este modo, los resultados para Francia son mucho más favorables que para Alemania, pues en el primer país la energía eléctrica cuenta con unas emisiones bajas debido a la gran producción derivada de centrales nucleares. En el caso de Alemania, la electricidad proviene en gran parte de centrales de carbón, lo que aumenta las emisiones de GEI considerablemente.

En el caso de Francia, el vehículo eléctrico causa menos emisiones a partir de 50.000km. Si hablamos de España, nos encontramos  más cerca de Francia que de Alemania.

 

Agotamiento de Recursos Fósiles

En este punto está claro que el vehículo eléctrico sale muy favorecido, ya que no depende de los combustibles fósiles para su funcionamiento (siempre y cuando no se utilicen para generar energía eléctrica).

 

Otras emisiones

Se analizaron también las emisiones de Compuestos Orgánicos Volátiles (COV), NOx, NH3, HCl y  HF. En este caso el vehículo eléctrico tiene unas emisiones mayores de lo esperado debido a los compuestos utilizados para la fabricación de las baterías. Aún así las emisiones de COVs y compuestos nitrogenados son mayores para los vehículos térmicos.
 

Resumiendo…

Los vehículos térmicos tienen unas emisiones mayores de CO2 (calentamiento global), de COVs causantes del ozono troposférico (especialmente los vehículos diesel) y de NOx (uno de los causantes de la eutrofización). Los vehículos eléctricos por su parte, tienen mayores emisiones de SO2 (lluvia ácida), debido a la extracción de cobalto y níquel para las baterías.

Es necesario tener en cuenta también la menor contaminación acústica de los vehículos eléctricos.

El estudio concluye asegurando que es difícil determinar qué vehículo supone un impacto ambiental menor, incluso para el escenario 2020, donde se supone (esperemos que sí) que la obtención de energía eléctrica sea más limpia y respetuosa con el medio ambiente. Aún así hacen hincapié en las ventajas del vehículo eléctrico, así como la importancia de avanzar en desarrollo de baterías y de dejar de utilizar el carbón para producción eléctrica.

 

¿Y qué hay del resto de vehículos?

Solo se han tenido en cuenta los vehículos diesel, gasolina y eléctricos para el estudio, pero los resultados nos llevan a conclusiones extrapolables al resto. Siempre que estemos dependiendo de una fuente de combustible de origen fósil  vamos a seguir arrastrando los mismos problemas que hasta ahora.

Quizás otros vehículos con combustibles alternativos sean una buena opción teniendo en cuenta el medio ambiente, pero dado su uso limitado  puede resultar complicado acceder a combustible.

El vehículo eléctrico y la producción de electricidad es susceptible de mejoras que confío en que se vayan produciendo, así que ¿por qué no apostar por él? ¿Tú qué opinas?

 

Fuentes: 

http://blogs.elpais.com/eco-lab/2014/01/que-contamina-mas-un-coche-electrico-o-uno-de-gasolina.html

https://www.adslzone.net/2016/09/20/electrico-vs-gasolina-contamina-mas/

https://www.autonocion.com/la-farsa-de-los-vehiculos-electricos-contaminan-practicamente-lo-mismo-que-los-convencionales/

http://www.ademe.fr/en

https://www.bloomberg.com/news/articles/2016-09-20/how-much-cleaner-really-is-a-tesla-depends-on-where-you-are


¡Hey! ¿A dónde vas sin tu regalo?


También te puede interesar:

– Si quieres salvar el planeta, deja de reciclar.

– ¿Es el autogás el combustible del futuro?

– La verdad sobre los bioplásticos.


¿Es más limpio un coche eléctrico o uno a gasolina?

Hace unos días me escribió un amigo diciéndome que estaba pensando en comprarse un coche, y quería saber mi opinión sobre los coches eléctricos en contraposición con los vehículos diesel/gasolina. Es muy evidente que los eléctricos suponen menos emisiones, pero a lo largo de todo su ciclo de vida, ¿realmente contaminan menos?

Partiendo de la base de que no soy ninguna experta en coches, ni mucho menos, me he dedicado a investigar un poco estos y te voy a contar mis conclusiones a lo largo de este artículo.

 

¿Qué opciones tenemos?

Me gustaría hablar primero de los tipos de vehículos que tenemos disponibles en el mercado en estos momentos en función de la fuente de energía que usan. Los más comunes son:

  • Vehículos diesel o gasolina: son cosas distintas sí, pero similares al fin y al cabo. Un motor diesel acostumbra a contaminar más que uno que funciona a gasolina debido a las partículas e impurezas, pero el funcionamiento es similar.

  • Vehículos GLP: Utilizan gas licuado del petróleo como combustible, aunque necesitan gasolina para poder arrancar. Si quieres saber más te lo contaba en este artículo.

  • Vehículos eléctricos híbridos: tienen un motor de gasolina junto con uno eléctrico. El eléctrico solo funciona a velocidades pequeñas, mientras que el motor térmico se pone en funcionamiento normalmente a partir de  35 a 50km/h. Suelen ser coches bastante más pesados, ya que tienen que cargar con 2 motores.

  • Vehículos eléctricos 100%: Estos vehículos funcionan mediante baterías de litio, que deben ser recargadas al igual que un teléfono móvil, pero más o lo bestia. Lo que no suele acabar de convencer de estos vehículos es la autonomía, aunque ya haya mejorado mucho.

  • Otros vehículos alternativos: existen muchas posibilidades como vehículos de etanol, hidrógeno, combustibles P-Serie, etc. pero son menos comunes y puede resultar más complicado conseguir combustible.

 

Cada uno de ellos tiene sus particularidades, sus ventajas e inconvenientes, pero me gustaría hacer un análisis desde el punto de vista ambiental. Para ello no basta con decir que uno o otro es mejor en función de su uso, si no que es necesario tener en cuenta todo el ciclo de vida del vehículo (desde que se fabrica hasta que deja de usarse), y esto es mucho más complicado de lo que parece.

Por suerte he encontrado un  estudio, realizado por la consultora PE International y Gingko21 en el que se analizan los vehículos eléctricos en Francia y Alemania (para dar una visión de Europa) en contraposición con los vehículos térmicos (diesel y gasolina). Además del Análisis de Ciclo de Vida de los vehículos en el año 2012, el estudio incluye una visión para el año 2020, con evaluaciones de la contaminación local, el ruido y los metales críticos.

 

Vehículo eléctrico vs. vehículo térmico

Energía primaria

Lo primero que se compara en el estudio es el consumo de energía primaria, o lo que es lo mismo, la energía disponible en la naturaleza antes de sufrir algún proceso de transformación. Es este caso, los vehículos eléctricos necesitan más energía primaria para su fabricación, pero según van haciendo kilómetros, debido a su mayor eficiencia, se van equilibrando con los térmicos.

De 0 a 40.000 km, un vehículo térmico (gasolina y diesel) tiene un consumo inferior de energía primaria. De 40.000 a 100.000 km, los resultados siguen siendo más bien favorables para los térmicos. Y a partir de 100.000 km, el consumo es equivalente para ambos.
 

Emisiones de Gases de Efecto Invernadero

Cuando se evalúan las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), de nuevo el vehículo eléctrico parte con una desventaja debido a su fabricación, pero enseguida compensa esas emisiones con su uso. Claro que aquí hay un factor importante a tener en cuenta: la forma de obtener la energía eléctrica para recargar el vehículo.

De este modo, los resultados para Francia son mucho más favorables que para Alemania, pues en el primer país la energía eléctrica cuenta con unas emisiones bajas debido a la gran producción derivada de centrales nucleares. En el caso de Alemania, la electricidad proviene en gran parte de centrales de carbón, lo que aumenta las emisiones de GEI considerablemente.

En el caso de Francia, el vehículo eléctrico causa menos emisiones a partir de 50.000km. Si hablamos de España, nos encontramos  más cerca de Francia que de Alemania.

 

Agotamiento de Recursos Fósiles

En este punto está claro que el vehículo eléctrico sale muy favorecido, ya que no depende de los combustibles fósiles para su funcionamiento (siempre y cuando no se utilicen para generar energía eléctrica).

 

Otras emisiones

Se analizaron también las emisiones de Compuestos Orgánicos Volátiles (COV), NOx, NH3, HCl y  HF. En este caso el vehículo eléctrico tiene unas emisiones mayores de lo esperado debido a los compuestos utilizados para la fabricación de las baterías. Aún así las emisiones de COVs y compuestos nitrogenados son mayores para los vehículos térmicos.
 

Resumiendo…

Los vehículos térmicos tienen unas emisiones mayores de CO2 (calentamiento global), de COVs causantes del ozono troposférico (especialmente los vehículos diesel) y de NOx (uno de los causantes de la eutrofización). Los vehículos eléctricos por su parte, tienen mayores emisiones de SO2 (lluvia ácida), debido a la extracción de cobalto y níquel para las baterías.

Es necesario tener en cuenta también la menor contaminación acústica de los vehículos eléctricos.

El estudio concluye asegurando que es difícil determinar qué vehículo supone un impacto ambiental menor, incluso para el escenario 2020, donde se supone (esperemos que sí) que la obtención de energía eléctrica sea más limpia y respetuosa con el medio ambiente. Aún así hacen hincapié en las ventajas del vehículo eléctrico, así como la importancia de avanzar en desarrollo de baterías y de dejar de utilizar el carbón para producción eléctrica.

 

¿Y qué hay del resto de vehículos?

Solo se han tenido en cuenta los vehículos diesel, gasolina y eléctricos para el estudio, pero los resultados nos llevan a conclusiones extrapolables al resto. Siempre que estemos dependiendo de una fuente de combustible de origen fósil  vamos a seguir arrastrando los mismos problemas que hasta ahora.

Quizás otros vehículos con combustibles alternativos sean una buena opción teniendo en cuenta el medio ambiente, pero dado su uso limitado  puede resultar complicado acceder a combustible.

El vehículo eléctrico y la producción de electricidad es susceptible de mejoras que confío en que se vayan produciendo, así que ¿por qué no apostar por él? ¿Tú qué opinas?

 

Fuentes: 

http://blogs.elpais.com/eco-lab/2014/01/que-contamina-mas-un-coche-electrico-o-uno-de-gasolina.html

https://www.adslzone.net/2016/09/20/electrico-vs-gasolina-contamina-mas/

https://www.autonocion.com/la-farsa-de-los-vehiculos-electricos-contaminan-practicamente-lo-mismo-que-los-convencionales/

http://www.ademe.fr/en

https://www.bloomberg.com/news/articles/2016-09-20/how-much-cleaner-really-is-a-tesla-depends-on-where-you-are


¡Hey! ¿A dónde vas sin tu regalo?


También te puede interesar:

– Si quieres salvar el planeta, deja de reciclar.

– ¿Es el autogás el combustible del futuro?

– La verdad sobre los bioplásticos.


8 Respuestas

  1. Jonathan Rodríguez dice:

    Gracias por el artículo, es genial. Nunca habría imaginado que existían datos suficientes sobre los procesos como para poder determinar los umbrales en kilometraje de donde se encuentra la mejoría en los coches eléctricos.
    Ahora solo nos falta que nos proporcionen electricidad a partir de la fusión en frío para poder recargar limpiamente 😀

  2. noradriana dice:

    Me había hecho esta pregunta montones de veces.
    Yo vivo en Barcelona y estoy deseando que desaparezcan los coches o, yo que sé, que se conviertan en cualquier cosa que no contamine el aire ni haga ruido.
    Pero también es cierto que me preocupa de dónde viene la energía para los vehículos eléctricos, especialmente en nuestro país que, aunque podríamos ser los master and commanders de la energía renovable (sol, viento y agua hasta decir basta), aún estamos en la prehistoria enérgica.
    En lo personal, si acabo comprándome un coche o necesito alquilarlo (no tengo propio), seguiré tirando por lo eléctrico mientras no hay nada mejor. Pero este tipo de reflexiones son muy, muy necesarias.
    ¡Un saludo, Lorena!

    • Lo bueno de los coches eléctricos en ciudad es que el aire estaría mucho más limpio, aunque realmente se produzca contaminación, pero ésta se concentra lejos del entorno urbano. En muchos casos esto se toma como una ventaja para la salud humana, pero la realidad es que la contaminación se está produciendo, así que yo no lo catalogaría como tal.
      Ojalá nuestro país se ponga pronto las pilas en materia energética, porque vaya tela, no hacemos más que retroceder en el tiempo.
      Y ojalá que nos pongamos las pilas también en movilidad, ya que no necesitaríamos apenas coches si las cosas se hiciesen mejor.

      Toca seguir esperando…

      Muchísimas gracias por tus palabras y un fuerte abrazo!!

  3. Ana Tovar dice:

    Acabo de descubrir tu web y me encanta el valor que aporta. Parece que los vehículos eléctricos son la panacea y ya veo que todo tiene su cara B. A ver si nos ponemos las pilas con el asunto energía. Somos un país analfabeto en esta materia.

    • Hola Ana!

      Bienvenida a este rinconcito y gracias por tus palabras 🙂

      Precisamente esa imagen que tenemos de que van a venir a salvarnos de todo es la que pretendía desmitificar un poco, sobretodo con lo atrasados que estamos en materia energética, como bien dices.

      Le he estado echando un vistazo a tu blog y enhorabuena, tienes un proyectazo 🙂

      Un abrazo!

  4. Noe dice:

    Ostras, me ha encantado tu artículo, tan ecologista que me he considerado siempre y nunca me había parado a pensar en ello, lo cual es curioso teniendo en cuenta que cambio de móvil cada 5 años por lo menos y además suelo reutilizar los que otros dejan precisamente porque sé el terrible impacto que tienen. Y mira, nunca me había parado a pensar que un coche eléctrico es algo muy parecido pero mucho más grande. Aún así planeamos comprar uno eléctrico cuando uno de los nuestros (tenemos dos por logística familiar y por vivir en una zona apartada) "muera".
    La verdad que el tema de la movilidad da para muchísimas reflexiones, yo no paro de darle vueltas… mis dos coches son diesel (cuando los compré no sabía que contaminaban mas :'( ) y ahora trato de ver de no reemplazar uno de ellos cuando se rompa, aunque eso suponga complicarnos bastante el día a día.
    Suerte que al menos en mi casa somos de usarlo todo hasta que literalmente ya queda totalmente inservible.

    • Muchas gracias Noe!

      Me identifico con lo que dices de que a veces no te paras a pensar ciertas implicaciones. De hecho, con este artículo, creí que había pensando bastante sobre el tema, y los comentarios que ha generado me han hecho reflexionar más, pues en él no está teniendo en cuenta que si cambiamos todos los coches por eléctricos vamos atener un consumo de electricidad mucho mayor, lo que implica tener que generarla y por lo tanto tener que construir más infraestructuras.

      Me parece súper importante lo que haces, de terminar con la vida útil de las cosas y no tirar lo que aún es aprovechable. Significa menos basura y menos gasto de recursos y energía. En mi caso soy igual.

      Gracias por pasarte por aquí a compartir tu buenhacer!

      Un abrazo 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jordi Tornés José .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios SWHosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Casi por narices tienes que aceptar las cookies.